Cómo Subir la Autoestima en 5 Minutos; La autoestima es una medida de cómo te sientes sobre ti mismo. Si luchas con tus sentimientos internos, no estás solo. Aprende a cultivar una autoestima sana con estas prácticas.

Cómo Subir la Autoestima en 5 Minutos

4,5 / 5

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es el sentido interno que tiene una persona de su propio valor. En su jerarquía de necesidades -una famosa teoría de la motivación humana-, el psicólogo humanista Abraham Maslow sugirió que una persona debe desarrollar un sentimiento de autoestima positiva antes de alcanzar la autorrealización y desarrollar todo su potencial.

Son muchos los factores que pueden influir en el autoconcepto de una persona, una idea de sí misma que incluye su identidad, su nivel de confianza y su sensación de eficacia. Estos factores incluyen las experiencias formativas de la vida y los mensajes de la sociedad, los seres queridos, las figuras de autoridad y su comunidad. Fomentar la confianza en uno mismo mejora el bienestar de una persona al permitirle establecer relaciones saludables consigo misma y con los demás.

La autoestima: un valor clave

Los valores son el motivador más poderoso y explican todo tu comportamiento, sea consciente o no. Cada persona tiene su propia jerarquía de valores, por lo que todos tomamos decisiones diferentes. La autoestima debe ser necesariamente uno de tus valores importantes. Es el camino hacia la autorrealización y el abandono. Y también es la consecuencia de respetar sus otros valores.

Los conflictos interpersonales suelen ser el resultado de diferentes jerarquías de valores, al igual que la agitación interior es el resultado de su dificultad para elegir entre valores de igual peso. Si una situación le lleva a violar un valor importante -incluida la autoestima, por ejemplo-, experimenta un sufrimiento psicológico y un gran desequilibrio. Aunque la incoherencia, hasta cierto punto, forma parte de la naturaleza humana, a nadie le gusta sentirse incómodo o incómoda

Nadie debería tolerar las consecuencias crónicas de la baja autoestima en su vida emocional. En efecto, el placer en todas sus formas está ligado a tu capacidad de amarte como ser humano. Siempre que te rindas, siempre que dejes de resistirte, siempre que tus elecciones estén en consonancia con tus valores y tu singularidad, experimentarás una intensa satisfacción personal. Recuerde, por ejemplo, una elección realmente impulsada por una necesidad profunda, ya sea aceptar o rechazar un ascenso, aceptar o dejar a un compañero de vida, o incluso planificar un itinerario de viaje con gran detalle.

Para Sentirse bien con uno mismo y subir la autoestima, hay que estar orgulloso de uno mismo, de sus habilidades, de sus logros, pero también de su potencial, de sus capacidades: ser capaz de aprender, de comprender, de progresar, de amar y de ser amado a cambio, de experimentar emociones superiores (justicia, bondad, estética…), de apreciar sus talentos y sus elecciones.

Estos dos conceptos, aunque están interrelacionados, son bastante distintos y, aunque la autoestima está profundamente arraigada en tus éxitos y logros, es importante no descuidar tu consideración de ti mismo, tu originalidad, tu derecho a la vida y tus emociones, sean cuales sean.

¿Qué puede causar una baja autoestima?

Las experiencias traumáticas o negativas y los acontecimientos de la vida -en particular los que ocurren en la primera infancia- pueden afectar a la autoestima. Los malos resultados en la escuela, un entorno familiar poco saludable (con padres críticos, ausentes o inestables), los problemas médicos y los problemas de salud mental pueden dificultar el desarrollo de la autoestima.

Cómo aumentar la autoestima

Fomentar una mayor autoestima -incluso en medio de las luchas por la autoestima- implica mostrarse a sí mismo amor y compasión, lo que puede mejorar su calidad de vida. He aquí algunos consejos y trucos para subir la autoestima rápidamente.

Desarrolla una práctica de atención plena. La atención plena te ayuda a estar presente para que, con el tiempo, puedas evitar que tu mente divague hacia pensamientos negativos que dañan tu sentido de autoestima. Aprende a practicar la atención plena.

Meditación de Atención Plena

Encuentra una comunidad y ayuda a los demás. Puedes fomentar la pertenencia (un elemento clave de la autoestima) en grupos de amigos, familias y otros grupos comunitarios. Si no tienes una comunidad en este momento, intenta conocer a otras personas a través de eventos organizados (clubes de natación, clubes de lectura, clases online, clubes de videojuegos). Prestar un servicio ofreciendo tu tiempo a causas benéficas también te proporcionará perspectiva y ten por seguro que te va a subir  la autoestima.

Limite las comparaciones. Sé consciente de cuánto te comparas con los demás, especialmente si luchas contra el perfeccionismo y los problemas de imagen corporal. Cuando se dé cuenta de que se está comparando con otra persona, resista la frustración y reoriente sus pensamientos para dar prioridad a la autocompasión. Interrumpe tus patrones de pensamiento dando un paseo, escuchando música o planeando un viaje divertido en solitario.

Practica el amor propio. Mostrarse a sí mismo amor y respeto es una forma estupenda de subir la autoestima. Centrarte en actividades de autocuidado (como mejorar tu salud física, acercarte a tus amigos y hacer cosas que te gustan) demuestra que valoras tu propio tiempo e intereses.

El conocimiento de una especialización no solo te ayuda a subir la autoestima, sino que tendrás la autoestima alta toda la vida.

Curso de Entrenador Personal Online

Da prioridad a los pensamientos positivos y al diálogo con uno mismo. Si tienes poca autoestima, intenta abordar tus pensamientos reflexivos. Desafía los pensamientos negativos y practica la autoconversación positiva (si eres nuevo en la autoayuda, prueba las afirmaciones positivas). Esta retroalimentación positiva puede mejorar tu confianza con el tiempo y neutralizar las tendencias autocríticas. Practicar la gratitud es otra forma de entrenar al cerebro para que busque cosas positivas en su vida.

Establezca objetivos. Alcanzar pequeñas metas es una forma estupenda de aumentar tu sensación de autoeficacia. Aprenderás que el progreso no significa la perfección y que puedes lograr cualquier cosa que te propongas. Para subir la autoestima debes marcar un orden cronológico con tus objetivos e ir cumpliéndolos rigurosamente.

La Importancia de Celebrar los Logros

Trabaja con un profesional de la salud mental. Las personas con problemas crónicos de autoimagen, trastornos de ansiedad, trastornos alimentarios y otros tipos de enfermedades mentales derivadas de experiencias negativas en la infancia pueden acudir a profesionales de la salud mental que les ayuden a desaprender los hábitos que fomentan la baja autoestima.

subir la autoestima en el trabajo

En el trabajo, en tu relación de pareja o familiar, en tus relaciones interpersonales, la baja autoestima hará que tus elecciones y decisiones sean más o menos felices. Pero a largo plazo, las consecuencias pueden ser devastadoras. A menos que seamos conscientes de ella y actuemos en consecuencia, la baja autoestima puede afectar negativamente al curso de nuestras vidas. Más aún, corremos el riesgo de transmitir las raíces de este mal a la siguiente generación. Al fin y al cabo, la familia es donde nace y se desarrolla la autoestima.

Decir «No» ayuda a subir la autoestima

Ser capaz de decir que no es una forma de cuidarse a sí mismo. No siempre es fácil, ya que puedes temer las críticas, los comentarios manipuladores y las posibles repercusiones de expresar lo que realmente quieres. Para subir la autoestima hay que superar el miedo al rechazo, la desaprobación y la no aceptación. Este viejo condicionamiento es tan fuerte que casi sugiere que no desagradar es esencial para su supervivencia.

Sin embargo, recuerda esa época en la que, llevada al límite, no pudo evitar imponerse. ¡Qué sensación de poder, qué satisfacción, qué liberación!

Del mismo modo, es inaceptable permitir que te critiquen porque tienes una emoción o un sentimiento particular. Todas las emociones son legítimas y válidas. Lo que puede ser cuestionable es el comportamiento. No hay que ser conformista para tener paz. Por el contrario, negarse el derecho a vivir el miedo, la ira o los valores es la mejor manera de estar en conflicto con uno mismo.

Los adultos con buena autoestima son capaces de expresarse libremente, independientemente de las reacciones de los demás. También pueden estar en desacuerdo cuando la situación les obliga a poner límites y mantener su autoestima intacta.

¿Cómo subir la autoestima? ¡Di que no!

Cuando lo consideres, tienes derecho a cambiar de opinión y, en cualquier momento, expresar tu desacuerdo. Desarrollar estas actitudes requiere valor. De nuevo, la retrospectiva es necesaria para ser consciente de las ocasiones en las que se dice que sí cuando se debería haber dicho que no.

También hay que valorar las posibles consecuencias de decir no y los beneficios de decir sí a uno mismo. Para subir la autoestima, tienes que quererte lo suficiente para hacerlo y, finalmente, disfrutar de los resultados. Una buena decisión debería poner siempre fin a los titubeos de la ambivalencia y conducir, si no a un gran placer, al menos a una cierta satisfacción. Y debe hacerlo con regularidad, quizá empezando por hechos sencillos, por pequeñas decisiones, o se arriesga a ser calificado de inestable.

¿Cómo subir la autoestima? Decir que sí, sin ir más allá de tus límites

En la misma línea, decir siempre que sí a los demás puede llevarte a dar más allá de tu capacidad. Conocer tu límite y sentir tu necesidad de autopreservación son las formas correctas de prevenir la depresión y el agotamiento y de mantener la cordura. No es egoísta prescindir de tus reservas de energía. El deseo de ayudar a los demás, de complacerlos, de protegerlos, nunca debe resultar en un daño a tu integridad personal, a tu autoestima.

La persona con autoestima siente la necesidad de estar al servicio y hacer su parte, pero nunca más allá de cierto límite. Para muchas personas, saber cómo parar puede ser difícil debido a su educación religiosa, sus creencias, sus otros valores, su falta de consideración o sensibilidad hacia ellos mismos. Sin embargo, priorizar y cuidar su energía les haría mucho más eficaces como cuidadores.

Metafóricamente hablando, podríamos comparar tu ser físico, mental, espiritual y emocional con una cuenta bancaria. Antes de cargar cualquier dinero, es mejor que compruebe su saldo. También es prudente realizar pagos de vez en cuando si quieres estar al servicio de los demás. Para ello, hay que creer en la necesidad de recargar las pilas, priorizar y reservar energía para uno mismo.

subir la autoestima con deporte

Conéctate al momento presente

Es más fácil tomar conciencia de tus emociones y sentimientos cuando estás bien anclado en el momento presente y no en los recuerdos del pasado o la anticipación del futuro. Para subir la autoestima hay que disfrutar del aquí y el ahora.

Las personas con baja autoestima dudan constantemente de sus decisiones, creen que siempre les falta la felicidad, que nunca están en el lugar correcto en el momento adecuado, que la hierba es más verde en el otro lado. A menudo buscan lo que ya tienen, siendo incapaces de disfrutarlo, y nunca lo encuentran. Entonces se sienten insatisfechos, infelices y, al final, refuerzan su baja autoestima.

Harían bien en desarrollar más creencias de apoyo, incluyendo la creencia de que están en el lugar correcto en el momento adecuado. Esto requiere, por supuesto, flexibilidad, es decir, la capacidad de hacer frente a situaciones incómodas e integrarlas rápidamente, reinterpretándolas de otra manera. La autoestima es un indicio de esta capacidad para afrontar el cambio, sea éste deseado o no.

Autoestima y relaciones con los demás

Su capacidad para reaccionar adecuadamente en cualquier situación social es un buen indicador de su autoestima. Hay ciertas reglas que pueden guiarle en este ámbito. Cuando te falta confianza en ti mismo, dejas que los demás invadan tu territorio. Las buenas relaciones sociales desinteresadas siempre suben la autoestima.

Les das demasiado margen de maniobra, independientemente de tu comprensión emocional de la situación. Reaccionas de la misma manera que cuando eras niño, por miedo, dándole la razón a la otra persona, quizás creyendo erróneamente que tiene una comprensión más informada del problema o de la situación. En resumen, invalidas tu propio juicio.

Algunas personas tienen el don de menospreciarte y, con ellas, te percibes como menos de lo que eres. Otros, por el contrario, te hacen sentir bien, te valoran, te escuchan con interés y te aprecian por la única razón de que existes. Mientras que en compañía de los primeros dudas de ti mismo, disfrutas con los segundos, te sientes lleno de energía en su presencia.

subir autoestima con buenas relaciones sociales

¿Por qué no te permites elegir a las personas con las que sales? Por supuesto, hace falta valor para cortar los lazos con las personas negativas, para protegerse de ellas, sobre todo si están cerca de ti.

Aquí es importante hacer algunas distinciones, porque las apariencias pueden ser engañosas. Si un verdadero amigo puede a veces, por su propio bien, no ser siempre agradable, también puede ocurrir que alguien sea muy simpático y que su actitud enmascare una intención que lo es menos.

De ahí la importancia de remitirse a su sensibilidad personal y confiar en sí mismo para subir la autoestima. Las posibles soluciones son hablar, cuestionar con el objetivo de transformar la relación, o simplemente distanciarse física o emocionalmente.

También es posible que tenga que enfrentarse a reacciones de los demás totalmente ininteligibles, desproporcionadas, histéricas o sin sentido. Tus viejos condicionamientos hacia las figuras de autoridad del pasado pueden salir a la superficie. Puede, por ejemplo, sentirse culpable, sentir la necesidad de comprender a la otra persona, o incluso de ayudarla, gastando excesiva energía. O puede, por el contrario, empeorar las cosas haciéndoles el juego.

Es más razonable reconocer que algunos comportamientos, como los de los alcohólicos, los violentos, los fanáticos o los perfeccionistas, tienen raíces muy profundas y que intentar ayudarlos es cosa de un profesional. Es mucho mejor, aunque sea delicado, desprenderse lo antes posible de estas situaciones, responder racionalmente o no responder a las provocaciones y no sentirse preocupado por estas actitudes.

Del mismo modo, la elección de tus amigos y relaciones requiere un esfuerzo consciente. Conectar con los demás cuando se es adulto es más difícil que cuando se es niño. Esto se debe a que sus valores son más estables, individualizados y diferentes. Mientras que algunas amistades siguen siendo posibles y gratificantes, otras son menos compatibles con lo que eres y pueden tener un impacto negativo en tu autoestima.

Una amistad nunca debe ser una calle de un solo sentido. Por supuesto, en ocasiones puede ser necesario ayudar, escuchar, estar al servicio, incluso gestionar una crisis. Pero encontrarse siempre practicando estas excepcionales habilidades de relación sólo puede llevar a descuidar sus propias necesidades. Por último, para subir la autoestima debes quererte lo suficiente como para elegir relacionarte con personas que estén tan sanas psicológicamente como tú para ganar energía y compartir. Así que se trata de conocer tus necesidades y valores

Además, en gran medida, no hagas demasiado caso de las opiniones de los demás. Es comprensible que te preocupe lo que piensen de ti. Se puede pretender lo contrario en términos de pensamiento, pero la emoción es más difícil de negar. Las críticas pueden herir insidiosamente, y más aún si se insiste en ellas. Una vez más, eres víctima de múltiples condicionamientos de los padres, los profesores, los amigos, las normas del grupo, la sociedad e incluso los medios de comunicación.

Antes de tener en cuenta la opinión de otra persona sobre ti, debes preguntarte cómo te afectará a ti, a tus éxitos y a tus fracasos. Es mucho más beneficioso para ti que desarrolles la confianza en ti mismo.

Vídeo: Afirmaciones Diarias para subir tu Autoestima

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un profesional especializado en psicología, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo psicológico, estudiar un curso o Máster especializado online es lo ideal. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

¿Dónde Estudiar Psicología Online?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «Cómo Subir la Autoestima en 5 Minutos», te animamos a estudiar psicología online! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Psicología » Cómo Subir la Autoestima en 5 Minutos