Descripción del proyecto

¿Qué es la Manía en el Trastorno Bipolar?; La manía se refiere a un estado de ánimo anormal y persistentemente elevado, expansivo o irritable, a menudo acompañado de excitación, sobreactividad, agitación, exceso de optimismo, grandiosidad o alteración del juicio. Los síntomas de la manía pueden incluir un período sostenido de comportamientos exagerados, extremos y a veces peligrosos.

La manía se suele asociar al trastorno bipolar, pero las personas que no padecen estos trastornos también pueden experimentar manía. Cuando esto ocurre, significa que hay otra causa o factor que contribuye a ella, como los efectos de una sustancia o una condición médica.

Estudiar Psicología Online - Contenidos

¿Qué es la Manía en el Trastorno Bipolar?

4,50 / 5
¿Qué es la Manía en el Trastorno Bipolar?

Síntomas de la Manía

Los síntomas de la manía y de la hipomanía, su forma menos grave, se solapan en gran medida, salvo que la hipomanía no va acompañada de síntomas psicóticos y no es lo suficientemente grave como para causar un marcado deterioro del funcionamiento o requerir hospitalización.

Para que se clasifique como manía, los síntomas deben persistir durante al menos una semana, provocar dificultades en el funcionamiento o requerir hospitalización.

Pensamientos acelerados

Si sientes que tus pensamientos se aceleran, se repiten o te distraen, toma nota. Si otra persona te dice que no puede mantener sus pensamientos juntos o que su cerebro va a mil por hora, toma nota.

Disminución de la necesidad de dormir

Durante los episodios maníacos hay una marcada disminución de la necesidad de dormir. A su vez, las alteraciones del sueño pueden aumentar la gravedad de la manía.

Sin embargo, si un ser querido no duerme bien no significa necesariamente que esté experimentando una manía. Hay muchas razones por las que los hábitos de sueño de alguien pueden cambiar.

Aumento de la locuacidad o del habla rápida

Si bien algunas personas hablan naturalmente con más frecuencia o más rápido que otras, las personas con manía sólo lo hacen durante un episodio maníaco. Es una diferencia notable con respecto a su comportamiento habitual al hablar. Hacerlo más alto de lo habitual es otro síntoma de manía.

Euforia

Como síntoma de la manía, la euforia se parece a las emociones elevadas y expansivas, incluyendo la felicidad excesiva e irracional, la esperanza y la excitación. Estos síntomas, es importante, no son el resultado directo del consumo de sustancias como una droga, un medicamento u otros tratamientos.

Al principio, la euforia puede parecer un alivio si también se experimenta depresión, pero las buenas sensaciones se intensifican rápidamente hasta alcanzar niveles incontrolables e incómodos.

Aumento de la energía o la actividad

El aumento de las actividades orientadas a objetivos (sociales, académicos, laborales o sexuales) y de la actividad psicomotriz en forma de agitación es característico de los episodios maníacos. Este aumento de la energía o la actividad también puede contribuir a los problemas de sueño.

Sentirse nervioso o excitado

Esto puede estar relacionado con sentimientos de ansiedad e irritabilidad, un aumento de la energía y la actividad y sentimientos de inquietud acompañados de cansancio. En algunos casos puede presentarse como comportamientos repetitivos.

Las personas pueden realizar estas acciones (como golpear con los dedos o con los pies, mover las manos, hacer garabatos, ir de un lado a otro y hacer varias cosas a la vez sin completar las tareas o cumplir los objetivos) para calmar su tensión.

Mayor libido

El aumento del impulso y el deseo sexual (libido), así como la angustia sexual asociada, también pueden estar presentes en los episodios maníacos. Si bien esto puede parecer inofensivo o incluso positivo en la superficie, puede dar lugar a conductas sexuales de riesgo o indiscreciones sexuales.

Comportamientos de riesgo

Los comportamientos de riesgo asociados a la manía son aquellos que tienen un alto potencial de resultados negativos o dolorosos. Pueden incluir:

  • Gastar en exceso.
  • Comportamiento sexual arriesgado, como tener relaciones sexuales sin protección.
  • Comportamiento arriesgado de consumo de sustancias, como compartir agujas o tomar más de la dosis recomendada de una droga.
  • Autolesiones.

Complicaciones de la Manía

La manía no es algo que deba ignorarse. Dejar los síntomas sin tratar puede ser peligroso. La manía no bipolar no se produce sin más. Si tú o un ser querido experimentáis manía, habla con tu médico, puede ayudarte a diagnosticar la causa subyacente para iniciar el tratamiento adecuado y reducir el riesgo de complicaciones.

El suicidio es la complicación más grave del trastorno bipolar no tratado.

Si un amigo o un ser querido tiene alucinaciones auditivas o visuales (ver u oír algo que no existe) o muestra paranoia u otros comportamientos delirantes (creer algo que no es real), ponte en contacto con un profesional de la salud mental inmediatamente. Estos pueden ser síntomas graves de manía.

Manía en Niños

Reconocer la manía en los niños requiere conocer los estados de ánimo y los comportamientos básicos de tu hijo. Aun así, los síntomas de la manía pueden ser difíciles de distinguir de los del trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

¿Cuál es la diferencia entre la manía y el TDAH?

La manía ocurre en episodios, mientras que el TDAH es una condición crónica.

Algunos síntomas comunes de la manía en los niños son:

  • Niveles de actividad elevados.
  • Irritabilidad.
  • Falta de juicio.
  • Facilidad de distracción.
  • Problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido.

Si tu hijo muestra signos de manía o depresión, habla con su pediatra o su médico de cabecera lo antes posible. El estado de ánimo y los comportamientos suelen volver a la normalidad después de los episodios maníacos.

Causas de la Manía en el Trastorno Bipolar

Las causas de la manía en el trastorno bipolar no son del todo conocidas, pero pueden incluir una combinación de:

  • Antecedentes familiares: Si tienes un padre o un hermano que ha experimentado manía, es más probable que experimentes un episodio maníaco en tu vida.
  • Estrés o cambios ambientales: Acontecimientos como la pérdida del trabajo, las rupturas, los conflictos familiares, los problemas económicos y las enfermedades pueden desencadenar episodios maníacos y recaídas de los síntomas.
  • Diferencias cerebrales: Las personas con trastorno bipolar y otras enfermedades mentales tienen diferencias cerebrales notables. Un estudio realizado en 2019 con 75 participantes descubrió que la activación y la conectividad de la amígdala (implicada en la memoria, las emociones y la respuesta de lucha o huida) son diferentes en las personas con trastorno bipolar.

Las condiciones físicas que se han asociado con la manía incluyen:

  • Abuso de alcohol.
  • Tumor cerebral.
  • Lesión cerebral.
  • Parto (psicosis posparto).
  • Demencia.
  • Encefalitis.
  • Lupus.
  • Efectos secundarios de los medicamentos.
  • Consumo de drogas.
  • Falta de sueño (insomnio)
  • Accidente cerebrovascular

Diagnóstico de la Manía en el Trastorno Bipolar

Tu médico y tú hablaréis de los síntomas, incluida la duración típica de los episodios. A continuación, el médico solicitará pruebas (como una prueba de la función tiroidea y un análisis de orina) para descartar otras posibles contribuciones a tus síntomas.

Para que un episodio maníaco sea diagnosticado como parte del trastorno bipolar, una persona debe tener tres de los siguientes síntomas que persisten en un grado significativo, lo que implica que tiene que haber un cambio notable en el comportamiento:

  • Autoestima inflada o grandiosidad.
  • Disminución de la necesidad de dormir, como sentirse descansado sólo después de tres horas de sueño.
  • Más hablador de lo habitual o sentirse presionado para seguir hablando.
  • Fuga de ideas o sensación de que sus pensamientos van a toda velocidad.
  • Se distrae fácilmente con estímulos sin importancia o irrelevantes.
  • Mayor actividad o agitación.
  • Participación excesiva en actividades que tienen un alto potencial de consecuencias dolorosas.

La alteración del estado de ánimo tiene que ser tan grave que provoque un marcado deterioro de su funcionamiento social o laboral o que requiera hospitalización para evitar daños a sí mismo o a los demás. Además, el episodio de manía no es el resultado de un trastorno inducido por sustancias o medicamentos.

Tratamiento de la Manía

Los síntomas de la manía pueden controlarse con un tratamiento adecuado. A algunas personas les resulta más fácil controlar la manía con una combinación de medicamentos y psicoterapia.

Medicamentos

El tipo de medicación que te recete tu médico depende de la causa subyacente de tu manía. No todos los medicamentos que se suelen recetar en los centros de salud mental son adecuados.

Por ejemplo, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son antidepresivos, pero se utilizan con precaución o se evitan porque pueden desencadenar la manía o empeorar los ciclos del estado de ánimo.

Los medicamentos que se pueden prescribir son los siguientes:

  • Estabilizadores del estado de ánimo (anticonvulsivos o litio).
  • Antipsicóticos.
  • Ayudas para el sueño.
  • Benzodiacepinas.

Terapia

La psicoterapia se centra en ayudar a los pacientes a gestionar su enfermedad y a desarrollar habilidades de afrontamiento más saludables. También puede ayudar a los pacientes y a sus familiares a abordar mejor los periodos de estrés y los desencadenantes.

Los tipos de terapia más comunes para tratar el trastorno bipolar y la manía asociada son:

  • Terapia cognitivo-conductual.
  • Terapia familiar o de grupo.
  • Terapia conductual dialéctica.

Una revisión de los datos de 1995-2013 encontró que las psicoterapias específicas para el trastorno bipolar, cuando se utilizan junto con los medicamentos, muestran consistentemente ventajas sobre los medicamentos solos en la gravedad de los síntomas y el riesgo de recaída.

Cambios en el estilo de vida

También puedes realizar otros cambios positivos que pueden ayudar a controlar la manía y el trastorno bipolar, entre ellos:

  • Comprometerse a hacer ejercicio diario.
  • Llevar una dieta más equilibrada que incluya comidas regulares llenas de frutas y verduras ricas en nutrientes.
  • Hacer que el sueño sea una prioridad, respetando un horario de sueño fijo, incluso los fines de semana, los días festivos y las vacaciones.
  • Llevar un diario de síntomas o sentimientos para poder controlar cualquier ciclo de estado de ánimo o nuevos comportamientos de riesgo.
  • Practica la autocompasión, lo que significa perdonarte a ti mismo por reaccionar a los desencadenantes y realizar actividades de autocuidado.
Manía en el Trastorno Bipolar

Cómo Hacer Frente la Situación

Si experimentas episodios maníacos, el afrontamiento de los factores de estrés y la reducción de los niveles generales del mismo pueden ayudar. El afrontamiento de los factores estresantes personales consiste en eliminar los obstáculos para ayudarle a superar las dificultades percibidas.

Las estrategias pueden incluir:

  • Pedir ayuda a otras personas, como familiares, amigos, vecinos, compañeros de trabajo y terapeutas.
  • Acceder a los servicios de apoyo locales y a las agencias u organizaciones para personas con manía o condiciones que la causan.
  • Obtener ayuda financiera o suplementos.
  • Conseguir acceso al transporte.
  • Practicar el sentido del humor.

Preguntas Más Frecuentes

¿Cuál es la diferencia entre bipolaridad y depresión maníaca?

El trastorno bipolar se denominaba anteriormente depresión maníaca o enfermedad maníaco-depresiva. Ambos describen el trastorno mental que provoca cambios drásticos en el estado de ánimo y en los niveles de energía, actividad y concentración.

¿Qué aspecto tiene un episodio maníaco?

En un episodio maníaco causado por el trastorno bipolar, una persona puede experimentar un aumento de energía, creatividad y sentimientos de euforia. Es común sentirse confiado, como si pudiera lograr cualquier cosa. Sin embargo, también puede haber irritabilidad y pérdida de contacto con la realidad.

¿Cómo se puede calmar un episodio maníaco?

Si experimentas una manía, debes acudir a un profesional para que te diagnostique y te trate. Suele ser un síntoma de una enfermedad bipolar. Puedes calmar un episodio maníaco hasta cierto punto practicando técnicas para reducir la ansiedad como la respiración profunda y la concentración en lo que puedes ver, oír, oler y tocar. También puedes desarrollar y practicar estrategias para reducir el estrés. Sin embargo, por lo general se requieren medicamentos psiquiátricos adecuados.

¿Qué ocurre cuando termina un episodio maníaco?

Cuando un episodio maníaco termina es común sentirse agotado, deprimido e incluso decepcionado porque los sentimientos de autoestima elevada y euforia que acompañan a la manía son fáciles de perder. Es posible que sientas que tus objetivos son inútiles después de que pase la manía, pero con tratamiento puedes trabajar para estabilizar estos altibajos.

Conclusiones

La manía se caracteriza por sentimientos de elevada autoestima, estado de ánimo eufórico y mayor actividad. Las personas que padecen episodios maníacos pueden hablar rápido, necesitar menos horas de sueño y adoptar comportamientos arriesgados, como gastar en exceso. Aunque es una de las principales características del trastorno bipolar, otras enfermedades también pueden causar manía. Si tienes síntomas de manía, consulta a tu médico para que te ayude a averiguar la causa subyacente.

Experimentar la manía puede ser aterrador, confuso y aislante, especialmente si la persona que la experimenta está comprensiblemente preocupada por compartir sus síntomas con los demás. Hay que saber que no estás solo y que puedes controlar tus síntomas y evitar que interfieran en tu vida buscando ayuda y recibiendo tratamiento.

Si tú o alguien que conozcas necesitáis ayuda con el trastorno bipolar o los signos y síntomas de manía asociados, acude a tu médico y a un profesional de la salud mental para que te ayude. Ellos podrán proporcionarte un diagnóstico y ayudarte a desarrollar un plan de tratamiento.

Vídeo: ¿Qué es la Manía en el Trastorno Bipolar? | Cómo Sé la Diferencia Entre un Episodio Hipomaníaco y Felicidad

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un profesional especializado en psicología, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo psicológico, estudiar un curso o Máster especializado online es lo ideal. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

¿Dónde Estudiar Psicología Online?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tanto los episodios maníacos como los hipomaníacos abarcan tres o más de los siguientes síntomas:

  • Episodios anormales de optimismo, nerviosismo o tensión.
  • Aumento de actividad, energía o agitación.
  • Sensación exagerada de bienestar y confianza en sí mismo (euforia)
  • Menor necesidad de dormir.
  • Locuacidad inusual.

Sentirse muy facultado y capaz de realizar muchas cosas. Creativa, enérgica. Suele dormir menos (debido a su alta activación), y siente que necesita menos descanso. Puede ponerse irascible si no consigue lo que quiere, o si no ve sus necesidades atendidas (cierta forma de egocentrismo).

El síndrome maníaco-depresivo se diferencia por episodios frecuentes de gran entusiasmo, con ánimo eufórico o irritabilidad (episodios que forman la fase maníaca) a los que se oponen episodios también cotidianos de síntomas depresivos clásicos.

Hay tres tipos esenciales de trastorno bipolar: El trastorno bipolar I incluye episodios maníacos que duran al menos 7 días o síntomas maníacos tan graves que necesita atención hospitalaria inmediata. Los episodios depresivos también son frecuentes. Suelen durar al menos dos semanas.

No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «¿Qué es la Manía en el Trastorno Bipolar?», te animamos a estudiar psicología online! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Portfolio » Trastorno » ¿Qué es la Manía en el Trastorno Bipolar? | Estudiar Psicología Online