Síndrome de Abstinencia; Comúnmente conocido como «mono«, es la combinación de efectos físicos y mentales que experimenta una persona después de dejar de consumir o reducir la ingesta de una sustancia, como el alcohol y los medicamentos recetados o recreativos.

Si has estado consumiendo una sustancia con un alto potencial de dependencia y la dejas de forma repentina o brusca, o reduces su consumo drásticamente, puedes experimentar una serie de síntomas de abstinencia. La intensidad y la duración de estos síntomas de abstinencia pueden variar mucho, dependiendo del tipo de droga y de tu constitución biológica.

El síndrome de abstinencia puede ser desagradable y potencialmente peligroso en algunos casos. Por este motivo, siempre debes hablar con tu médico antes de dejar o reducir el consumo de sustancias.

En este artículo de Estudiar Psicología Online, vamos a profundizar sobre qué es el síndrome de abstinencia, los diferentes tipos que existen, los síntomas que causa, cómo identificarlo, sus causas y, para terminar, los tipos de tratamiento del síndrome de abstinencia. Sigue leyendo y aprende todo sobre el «mono de la droga».

Síndrome de Abstinencia. Tipos, Causas, Síntomas y Diagnóstico

Síndrome de Abstinencia

Síntomas del Síndrome de Abstinencia

¿Qué se siente al pasar por el síndrome de abstinencia? Los síntomas del síndrome abstinencia varían según el tipo de droga que hayas tomado. Algunos síntomas comúnmente asociados a la abstinencia son:

  • Cambios en el apetito.
  • Cambios en el estado de ánimo.
  • Escalofríos o escalofríos.
  • Congestión.
  • Depresión.
  • Fatiga.
  • Irritabilidad.
  • Dolor muscular.
  • Náuseas.
  • Inquietud.
  • Goteo nasal.
  • Temblores.
  • Dificultades para dormir.
  • Sudoración.
  • Temblores.
  • Vómitos.

En algunos casos, también pueden aparecer síntomas más graves, como alucinaciones, convulsiones y delirio. El tipo de droga que tomabas, el tiempo que la tomabas y la dosis que tomabas pueden afectar al tipo y la gravedad de los síntomas del síndrome de abstinencia que experimentas.

Mientras que los síntomas físicos de la abstinencia pueden durar sólo unos días o una semana, la abstinencia psicológica, como la depresión o la disforia, puede durar mucho más tiempo.

Cómo Identificar el Síndrome de Abstinencia

Las personas pueden reconocer los síntomas del síndrome de abstinencia cuando dejan de tomar o reducen el consumo de una sustancia. Dejar de tomar la taza de café habitual de la mañana, por ejemplo, puede provocar síntomas de abstinencia de cafeína, como fatiga, dolor de cabeza e irritabilidad.

Los síntomas de abstinencia son un indicio de dependencia de una sustancia. Debes hablar con tu médico antes de reducir o dejar de tomar un medicamento o droga para que te aconseje sobre cómo hacerlo de forma segura y minimizar los posibles síntomas de abstinencia. Tu médico puede ayudarte si tienes problemas para controlar los síntomas y proporcionarte supervisión médica para garantizar tu seguridad mientras te desintoxicas de una sustancia.

Tu médico también podrá determinar si los síntomas que experimentas se deben a la abstinencia o si son el resultado de otra afección.

Causas del Síndrome de Abstinencia

¿Por qué se produce el síndrome de abstinencia? El cuerpo y el cerebro trabajan para mantener un estado de equilibrio conocido como homeostasis. Tomar una sustancia cambia ese equilibrio, por lo que tu cuerpo tiene que tomar medidas para ajustarse, incluyendo la modificación de los niveles de ciertos neurotransmisores. Estas sustancias actúan sobre el sistema de recompensa de tu cerebro, provocando la liberación de sustancias químicas.

Cuando tomas regularmente una sustancia durante un periodo de tiempo, tu cuerpo puede crear tolerancia y dependencia de esa sustancia. La tolerancia significa que se necesitan dosis mayores de la sustancia para conseguir los mismos efectos que experimentaste inicialmente, mientras que la dependencia significa que tu cuerpo necesita la sustancia para evitar experimentar los efectos del síndrome de abstinencia.

Si dejas o disminuyes bruscamente la ingesta de la sustancia, tu cuerpo vuelve a desequilibrarse y pueden producirse síntomas de abstinencia. Estos síntomas suelen ser tanto físicos como mentales, y pueden ser potencialmente peligrosos dependiendo del tipo de droga.

Los síntomas de abstinencia suelen ser opuestos a los efectos de la sustancia. Por ejemplo, el alcohol es un depresor, por lo que si dejas de consumirlo repentinamente, puedes experimentar síntomas de sobreestimulación, como ansiedad o inquietud.

Tipos de Síndrome de Abstinencia

Los síntomas específicos de abstinencia que experimentas dependen del tipo de droga que estabas consumiendo. Hay varios tipos de fármacos que pueden provocar el síndrome de abstinencia, como los siguientes:

  • Antidepresivos.
  • Barbitúricos.
  • Cannabis.
  • Depresores.
  • Alucinógenos.
  • Inhalantes.
  • Opiáceos.
  • Estimulantes.

A continuación se exponen algunos ejemplos de sustancias específicas que pueden provocar el síndrome de abstinencia y la duración prevista de esos síntomas:

Alcohol

No todas las personas que dejan de beber alcohol tienen síntomas de abstinencia, pero la mayoría de las personas que dejan de beber repentinamente después de haber bebido suficiente alcohol durante cualquier periodo de tiempo pueden experimentar una amplia gama de síntomas. Muchas veces esos síntomas desencadenan una recaída.

Heroína

Las personas que se han hecho adictas a la heroína experimentan algunos síntomas de abstinencia especialmente intensos, pero incluso los peores de esos síntomas remitirán en cinco o siete días. Sin embargo, en algunos casos, el síndrome de abstinencia post-agudo (PAWS) puede durar semanas o incluso meses.

Marihuana

En comparación con el alcohol y otras drogas, los síntomas de abstinencia que experimentan algunos consumidores de marihuana cuando intentan dejarla son leves. Sin embargo, algunos de esos síntomas son lo suficientemente desagradables para algunos que deciden volver a consumir la droga.

Nicotina

No todo el mundo experimenta los mismos síntomas de abstinencia de la nicotina. Como saben muchos de los que fuman, los síntomas del síndrome de abstinencia de la nicotina pueden dificultar el abandono de los cigarrillos. También hay medidas que puedes tomar para reducir esos síntomas.

Oxicodona

La gravedad de los síntomas de abstinencia de la oxicodona y de otros opiáceos recetados suele estar relacionada con el tiempo que hayas tomado la medicación y la cantidad que hayas tomado. Si sólo tomaste el analgésico según las indicaciones, es posible que no experimentes ningún síntoma de abstinencia, o que sean muy leves.

Síndrome de Abstinencia. Tipos, Causas, Síntomas y Diagnóstico

Tratamiento del Síndrome de Abstinencia

¿Cómo curar el síndrome de abstinencia? El tratamiento de la abstinencia incluye apoyo, cuidados y medicamentos que pueden aliviar los síntomas y prevenir posibles complicaciones.

Con algunas sustancias, las personas pueden dejar de consumirlas bruscamente y controlar los síntomas de abstinencia por sí mismas. Por ejemplo, una persona puede ser capaz de dejar la cafeína sin ayuda y hacer frente a los desagradables síntomas por sí misma hasta que se le pasen.

Pero dejar bruscamente sustancias como las benzodiacepinas o el alcohol puede ser potencialmente peligroso, así que consulta siempre a tu médico para elaborar un plan de desintoxicación. La abstinencia asistida médicamente puede garantizar tu seguridad y ayudar a minimizar los desagradables síntomas de abstinencia.

Medicamentos para la abstinencia

Los medicamentos que el médico puede recetar para ayudar a aliviar los síntomas de la abstinencia variarán en función del tipo de sustancia que estabas tomando. Algunos medicamentos que se utilizan para tratar diversos tipos de abstinencia son:

  • Clonidina.
  • Clordiazepóxido.
  • Buprenorfina.
  • Diazepam.
  • Lorazepam.
  • Metadona.

También se pueden utilizar otros medicamentos para controlar determinados síntomas de abstinencia. Pueden ser ansiolíticos, anticonvulsivos, antipsicóticos u otros fármacos destinados a tratar las náuseas o los problemas de sueño.

En la mayoría de los casos, los síntomas asociados a la abstinencia de drogas se tratan fácilmente con medicamentos que reducen o eliminan las molestias. Pero, tratar la abstinencia no es lo mismo que tratar la dependencia o la adicción en sí.

Cómo Afrontar el Síndrome de Abstinencia

Además de buscar apoyo médico, también hay cosas que puedes hacer que pueden ayudarte a sentirte mejor mientras atraviesas el proceso de abstinencia:

  • Pide ayuda. Tanto si afrontas el síndrome de abstinencia por tu cuenta como si lo haces bajo la supervisión de un médico, es importante contar con apoyo social. Cuéntaselo a un amigo o familiar de confianza para que pueda controlar y apoyarte durante el proceso.
  • Come bien. Concéntrate en comer comidas nutritivas y bien equilibradas. Comer alimentos fritos, grasos o azucarados puede hacer que te sientas peor.
  • Haz ejercicio. Intenta hacer algo de actividad física cada día. Hacer estiramientos, caminar, nadar o cualquier otra actividad puede ayudar a mejorar tu estado de ánimo.
  • Bebe mucha agua. Es importante que te mantengas hidratado mientras atraviesas el síndrome de abstinencia, especialmente si experimentas síntomas parecidos a los de la gripe, como náuseas y vómitos.
  • Alivia los síntomas con medicamentos de venta libre. Utiliza medicamentos de venta libre adecuados en las dosis recomendadas si experimentas síntomas como dolor de cabeza, malestar estomacal o diarrea.
  • Duerme. Aunque el síndrome de abstinencia puede provocar a veces dificultades para dormir, intenta descansar lo suficiente. Trabaja para establecer un horario de sueño regular y practica buenos hábitos de sueño.

Las actividades de gestión del estrés, como el yoga y la meditación, también pueden ayudarte a sobrellevar tu experiencia de abstinencia. Sin embargo, asegúrate de consultar a tu médico si te cuesta sobrellevar la situación o si experimentas algún síntoma preocupante.

Apoyar a un Ser Querido Durante la Abstinencia

Puede ser difícil para ambos cuando tu ser querido está pasando por la abstinencia. El síndrome de abstinencia puede ser físico y emocionalmente agotador, y tu ser querido necesitará todo el apoyo posible.

Explora las opciones de tratamiento

Una de las mejores cosas que podéis hacer es explorar juntos las opciones de tratamiento. Así podréis comprender mejor lo que implica la abstinencia y el mejor curso de acción. La abstinencia puede ser diferente para cada persona, por lo que es crucial encontrar un plan de tratamiento que funcione para tu ser querido. Él o ella puede necesitar asistencia durante la abstinencia, lo que puede implicar opciones ambulatorias, residenciales o de hospitalización.

Cuida de ti mismo

Cuando se cuida a otra persona, es esencial asegurarse de que también se cuida uno mismo. Esto puede ser difícil y agotador, así que asegúrate de cuidarte física y emocionalmente. Esto puede implicar que te tomes tiempo para ti, asegurándote de que atiendes tus necesidades y que te controlas a menudo. De este modo, estarás en la mejor posición posible para apoyar a tu ser querido.

Estar a su lado

Una de las cosas más importantes que puedes hacer es, sencillamente, estar ahí para tu ser querido durante estos momentos difíciles. Sólo con estar presente y disponible, puedes proporcionarle un gran apoyo. Esto puede implicar escucharles, ser un hombro en el que llorar y proporcionar una presencia reconfortante. A veces, el mero hecho de tener a alguien que se preocupe puede marcar la diferencia.

Ofrece ayuda práctica

La abstinencia puede acompañar a menudo a síntomas físicos como náuseas, vómitos y diarrea. Tu ser querido puede necesitar ayuda en tareas prácticas como preparar las comidas, ir al baño y desplazarse. Si es posible, ofrécete a ayudar con estas tareas para que tu ser querido pueda centrarse en la curación.

Cuándo buscar ayuda médica

El síndrome de abstinencia puede presentar a veces síntomas graves y potencialmente mortales. Si tu ser querido experimenta alguno de estos síntomas, es importante que busque ayuda médica inmediatamente:

  • Delirios.
  • Dificultad para respirar.
  • Alucinaciones.
  • Pérdida de conocimiento.
  • Latidos rápidos del corazón.
  • Temblores o convulsiones.

Si alguna vez no estás seguro de si tu ser querido necesita atención médica, peca de precavido y busca ayuda.

Vídeo: El Alcohol un Duro Síndrome De Abstinencia

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un profesional especializado en psicología, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo psicológico, estudiar un curso o Máster especializado online es lo ideal. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «Síndrome de Abstinencia», te animamos a estudiar psicología online! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Portfolio » Trastorno » Síndrome de Abstinencia. Tipos, Causas, Síntomas y Diagnóstico
Doctrina Qualitas