Tipos de Trastornos de la Comunicación; Los trastornos de la comunicación afectan a un 7% de los menores, ya sea de tipo expresivo o comprensivo.

Si a ti, a tu hijo o a alguien que conoces se le ha diagnosticado un trastorno de la comunicación, es probable que tengas algunas preguntas. Francamente, navegar por el mundo de los trastornos de la comunicación puede ser bastante confuso.

Este artículo de Estudiar Psicología Online te ayudará a responder a algunas de las preguntas más interesantes relacionadas con los trastornos de la comunicación, los síntomas más comunes y los tratamientos más habituales.

Tipos de Trastornos de la Comunicación

4,5 / 5
Tipos de Trastornos de la Comunicación

¿Qué es un Trastorno de la Comunicación?

Un trastorno de la comunicación significa que una persona tiene dificultades con el habla, la comunicación, el lenguaje o alguna combinación de ellos. Esto puede manifestarse en la articulación de las palabras, el lenguaje escrito o la comprensión y participación en la comunicación verbal y no verbal.

Los trastornos del la comunicación afectan a una gran variedad de personas por muy diversos motivos. En el caso de los niños, el diagnóstico puede llegar después de que un padre o un profesor observe que el desarrollo del habla del niño está notablemente retrasado en comparación con el de sus compañeros.

Al igual que muchos trastornos, los síntomas pueden ir de leves a muy graves. Puede ser tan limitado como un ligero tartamudeo o tan grave como la incapacidad de utilizar el habla o el lenguaje para comunicarse.

Tipos de Trastornos de la Comunicación

En 2013, los expertos en salud mental publicaron el DSM-5 (Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales). En él, clasificaron los trastornos de la comunicación para facilitar el proceso de diagnóstico y que las personas pudieran recibir los tratamientos necesarios.

Según el DSM-5, hay cuatro tipos principales de trastornos de la comunicación: trastorno del lenguaje, trastorno del sonido del habla, Trastorno de la fluidez de inicio en la infancia (tartamudez) y trastorno de la comunicación social (pragmático).

Trastorno del Lenguaje

Las personas con un trastorno del lenguaje suelen tener dificultades para entender o utilizar las palabras correctas en su contexto. También pueden tener dificultades para que los demás entiendan lo que quieren decir.

Un trastorno del lenguaje puede hacer que una persona tenga un vocabulario reducido y una estructura de frases limitada. A menudo les cuesta formar frases completas con sentido y tienen problemas para comprender las reglas gramaticales, tanto en forma escrita como oral.

Frecuentemente, los trastornos del lenguaje se diagnostican a una edad temprana, cuando las capacidades lingüísticas de los niños son sustancialmente inferiores a las expectativas de su edad. Los síntomas del trastorno del lenguaje comienzan en el desarrollo temprano.

Según el DSM-5, el trastorno del lenguaje no está relacionado con la pérdida de audición, la disfunción motora, la discapacidad intelectual, el retraso global del desarrollo u otras afecciones médicas o neurológicas.

Trastorno del Sonido del Habla

Los afectados por el trastorno del sonido del habla (TSH) tienen dificultades para emitir ciertos sonidos. Estos pueden omitirse, cambiarse o distorsionarse. Los afectados por el TSH suelen sustituir los sonidos por otros.

Al igual que ocurre con los trastornos del lenguaje, el TSH suele identificarse cuando los padres o los profesores observan una lentitud en el desarrollo del habla del niño. La aparición suele producirse en el período de desarrollo temprano del niño y no es una condición adquirida o congénita. El TSH puede afectar a la capacidad de una persona o un niño para aprender, escribir, leer y deletrear.

El trastorno del sonido del habla puede dividirse en dos categorías: articulación y fonológico.

Articulación

Las personas que tienen problemas de articulación tienen dificultades para emitir determinados sonidos del habla. Esto es a nivel fonético y a veces está relacionado con una deficiencia en sus articuladores (paladar, lengua, dientes, labios y glotis). En otras palabras, los niños que tienen problemas de articulación pueden hacerlo por un problema motor o porque dos articuladores (por ejemplo, la forma en que la lengua se une al paladar) no se unen correctamente para producir el sonido adecuado. Sin embargo, no todos los niños o adultos que tienen problemas de articulación lo hacen por cuestiones motoras.

Hay cuatro síntomas principales asociados a los trastornos de la articulación:

  • Distorsión del sonido. Los sonidos distorsionados se asocian a menudo con los individuos que tienen un ceceo. Por ejemplo, decir un sonido «z» en lugar de un sonido «s».
  • Sustitución. Un ejemplo de esto sería utilizar la palabra «mucheca» en vez de «muñeca».
  • Omisión. La omisión se refiere a las veces que la gente omite parte de una palabra. Por ejemplo, en lugar de decir «puerta» pueden decir: «‘pueta».
  • Sonidos adicionales. Se pueden añadir sonidos adicionales a las palabras.

Fonológico

Lo fonológico tiene que ver con el lenguaje a nivel de la mente. Mientras que la articulación está a nivel fonético, lo fonológico está a nivel fonémico. El trastorno fonológico se describe como un patrón de errores de sonido. Los niños con estos problemas luchan por adquirir un sistema fonológico, o en otras palabras, luchan por organizar el patrón de sonidos en el cerebro.

Los niños o adultos que tienen problemas fonológicos a veces crean sonidos en la parte equivocada de la boca. Por ejemplo, pueden utilizar «sonidos posteriores» (sonidos que normalmente se producirían en la parte posterior de la boca), en la parte delantera de la boca. Letras como la «g» pueden ser sustituidas por letras de sonido frontal como la»t». Por ejemplo, «me gusta» por «me tusta».

Trastorno de la Fluidez de Inicio en la Infancia (Tartamudez)

El trastorno de la fluidez de inicio en la infancia es una alteración del flujo natural del lenguaje, más conocido como tartamudeo. Se manifiesta en la repetición o prolongación del habla. Las personas que sufren este trastorno también pueden dudar antes de hablar o utilizar palabras repetitivas monosilábicas. Por ejemplo, pueden decir algo como: «Se se se se fue por ahí».

Las personas que padecen este trastorno suelen experimentar ansiedad al hablar, ya sea en una conversación o frente a una multitud. Los síntomas no son constantes y pueden no estar presentes en todas las situaciones. Por ejemplo, una persona puede ser capaz de leer en voz alta o cantar sin que los síntomas estén presentes. Desgraciadamente, pueden rebrotar si el orador se siente ansioso, estresado o cohibido.

Trastorno de la Comunicación Social (Pragmático)

A diferencia de otros trastornos, el trastorno de la comunicación social (TCS) no se centra en la articulación de las palabras, la fonética o el orden de las palabras, sino en la forma en que el individuo se comunica socialmente. Mientras que una persona con TCS puede ser capaz de articular muy bien y no tener problemas para entender la gramática y la fluidez de las frases, puede tener grandes carencias en la comunicación social adecuada.

El TCS es el código de diagnóstico más reciente que se ha añadido a los trastornos de la comunicación que figuran en el DSM-5. Tiene grandes similitudes con el trastorno del espectro autista, pero una persona puede ser diagnosticada con TCS sin ser también diagnosticada con TEA.

En resumen, el trastorno de la comunicación social gira en torno a la pragmática y la comprensión social. La pragmática se refiere al uso del lenguaje en el contexto adecuado. Por ejemplo, el lenguaje se utiliza de forma diferente cuando una persona se dirige a su mejor amigo, a un desconocido o a su jefe. No reconocer la necesidad de cambiar la forma de hablar a diferentes personas en diferentes contextos puede ser un signo de que alguien tiene este trastorno.

Otro signo del TCS es tener dificultades para seguir las reglas de la conversación o no entender las cosas que no se han dicho explícitamente. Las personas con TCS pueden tener dificultades para darse cuenta de las partes sutiles de la conversación o para captar las comunicaciones no verbales. También pueden tener dificultades para mantener una conversación fluida o para responder a los pensamientos e ideas de los demás.

¿Qué Causa los Trastornos de la Comunicación?

Los trastornos de la comunicación comienzan por muchas razones diferentes. Muchas personas nacen con ellos y comienzan durante su desarrollo en la primera infancia. Sin embargo, hay una variedad de razones por las que una persona puede tener o desarrollar un trastorno de la comunicación. A continuación se presenta una lista de algunas causas posibles:

  • Pérdida de audición.
  • Lesión cerebral.
  • Abuso de drogas.
  • Trastorno del espectro autista.
  • Labio leporino o paladar hendido.
  • Trastorno neurológico.
  • Trastorno emocional.
  • Parálisis cerebral.
  • Trastornos o discapacidades del desarrollo.
  • Lesión de las cuerdas vocales.
  • Trastornos del aprendizaje.
  • Discapacidades intelectuales.
  • Accidente cerebrovascular.

Diagnóstico de los Trastornos de la Comunicación

Un diagnóstico preciso puede requerir la aportación de varios especialistas. Los médicos de familia, los neurólogos y los logopedas pueden realizar pruebas. Las más comunes son:

  • Un examen físico completo.
  • Pruebas psicométricas de razonamiento y pensamiento.
  • Pruebas del habla y del lenguaje.
  • Resonancia magnética.
  • Tomografía axial computarizada (TAC).
  • Evaluación psiquiátrica.

Cómo Tratar los Trastornos de la Comunicación

Una vez que a un niño o a un adulto se le ha diagnosticado un trastorno de la comunicación, es importante saber qué tipo de tratamiento existe.

Intervención Temprana

Como ocurre con la mayoría de las complicaciones o trastornos de la vida, cuanto antes se diagnostique un problema mejores serán los resultados a largo plazo. Afortunadamente, ahí es donde aparece la intervención temprana. Suele ser el primer paso en la vida de una persona para ayudarle a desarrollar una estrategia para mejorar su comunicación.

La intervención temprana evaluará al niño para ver si cumple los requisitos de un trastorno de la comunicación y, en caso afirmativo, trabajará con la familia para crear un plan de servicios familiares individualizados.

Los planes más exitosos incluyen que las familias trabajen estrechamente con los terapeutas y los miembros de apoyo y que continúen practicando las cosas aprendidas en la terapia a lo largo de la semana.

Edad Escolar

No es raro que un retraso en la comunicación no se diagnostique hasta que los niños llegan a la edad escolar. Esto es comprensible, ya que el habla de los niños se desarrolla en un intervalo de tiempo muy amplio. Algunos retrasos pueden no ser perceptibles hasta la edad escolar.

Cualquier niño con un retraso en su desarrollo tiene derecho a recibir una educación especial adaptada a sus necesidades. En niños que tienen problemas de comunicación, puede significar trabajar con un logopeda durante el horario escolar. La escuela trabajará con la familia para desarrollar programa educativo individualizado que se utilizará para ayudar a educar mejor al niño en el centro. Todo esto se ofrece gratuitamente al niño y a la familia.

Adultos

Aunque los trastornos de la comunicación del DSM-5 se centran específicamente en el desarrollo temprano, hay otras razones por las que un adulto puede sufrir problemas de habla o lenguaje, como una lesión o un accidente cerebrovascular. Además, no todos los adultos han recibido tratamientos para ayudar a los trastornos de la comunicación cuando eran niños.

Por este motivo, muchas personas en edad adulta siguen necesitando ayuda con los trastornos de la comunicación y pueden recibir tratamientos de con logopedas o terapeutas del habla. Un logopeda puede realizar una evaluación y trabajar estrechamente con el paciente para ayudarle a desarrollar un sistema que le ayude con sus problemas de habla y lenguaje.

¿Cómo Puedo Ayudar a Mi Hijo a Vivir con un Trastorno de la Comunicación?

Puedes hacer ciertas cosas para cuidar a tu hijo con un trastorno de la comunicación:

  • Acudir a todas las citas con el médico de tu hijo.
  • Hablar con su médico sobre otros especialistas que participarán en la atención de tu hijo. Puede recibir atención de un equipo que puede incluir expertos como patólogos del habla y del lenguaje y consejeros. El equipo de atención de tu hijo dependerá de sus necesidades y de la gravedad del trastorno de comunicación.
  • Informa a los demás sobre el trastorno de tu hijo. Colabora con el profesional sanitario de tu hijo y con los centros escolares para elaborar un plan de tratamiento.
  • Busca apoyo en los servicios comunitarios locales. Estar en contacto con otros padres que tengan un hijo con un trastorno de la comunicación puede ser útil.
Niños con Trastornos de la Comunicación

Conclusiones

Muchas personas en el mundo tienen problemas de comunicación por diversas razones y, afortunadamente, hay tratamientos disponibles.

Si tú o alguien que conoces habéis sido diagnosticados con un trastorno de la comunicación, busca ayuda. Aunque no todos los trastornos de la comunicación pueden curarse, muchos de ellos pueden controlarse con la ayuda de un logopeda.

Vídeo: Tipos de Trastornos de la Comunicación

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un profesional especializado en psicología, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo psicológico, estudiar un curso o Máster especializado online es lo ideal. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

¿Dónde Estudiar Psicología Online?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los trastornos de la comunicación engloban las deficiencias del lenguaje, el habla y la comunicación que no pueden relacionarse a un déficit auditivo o sen- sorial, disfunción motora u otras enfermedades médicas o neurológicas, discapacidad intelectual o retraso global del desarrollo

¿Qué tipos existen?
  1. Trastorno del lenguaje expresivo. Presentan algunas limitaciones en la generación del lenguaje, pero no tienen problemas de comprensión.
  2. Trastorno mixto del lenguaje expresivo-receptivo o fonológico-sintáctico.
  3. Trastorno del proceso central de tratamiento y de la formación.
Entre las causas se incluyen:
  • Problemas auditivos y sordera.
  • Complicaciones con la voz, como la disfonía o los problemas causados por el labio leporino o paladar hendido.
  • Problemas del habla, como el tartamudeo.
  • Discapacidades del desarrollo.
  • Problemas de aprendizaje.
  • Trastorno del espectro autista.
  • Lesión cerebral.
Trastornos del lenguaje
Dificultad para:
  • Entender palabras y/u oraciones.
  • Prestar atención al habla de otras personas.
  • Seguir instrucciones y aprender.
No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «Tipos de Trastornos de la Comunicación», te animamos a estudiar psicología online! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Portfolio » Trastorno » Tipos de Trastornos de la Comunicación | Estudiar Psicología Online