Qué Hacer si mis Padres Muestran Signos de Demencia; Existen muchos riesgos para la salud asociados con el envejecimiento. Los problemas de salud más habituales que afectan a las personas mayores incluyen pérdida de audición, cataratas, dolor de espalda, diabetes y demencia.

Sin embargo, hay pasos que puedes tomar para minimizar el desarrollo y el impacto negativo de estas condiciones. En este artículo, cubriremos algunos consejos prácticos que puedes seguir si tu padre o madre tienen signos de demencia.

1. Documentar y Compartir los Comportamientos Relacionados con la Demencia con un Médico

Las personas mayores pueden avergonzarse de sus capacidades cognitivas reducidas y pueden optar por ocultarlas. Por lo tanto, es muy importante dedicar tiempo a observar a tu familiar mayor para tener una buena idea de lo que le está afectando.

Aunque el comienzo de los signos de demencia pueden ser muy sutiles, se notan. Si reconoces que tu padre o madre sufre pérdida de memoria, tiene dificultad para concentrarse, tiene problemas para seguir conversaciones y tiene problemas para realizar tareas de rutina, recuerda anotar estos síntomas y hablar con el médico.

2. Continuar Aprendiendo Sobre la Demencia

Uno de los pasos más importantes que encontrarás cuando explicamos qué hacer si mis padres muestran signos de demencia y que puedes tomar para ayudarles.

Reducir la probabilidad de desarrollar demencia es educarse a sí mismo. Aprende sobre la demencia, cómo se trata, cómo detectarla en tus seres queridos y cómo controlar los síntomas. Luego, puedes usar esta información para ayudar a tus padres a tomar medidas preventivas, como comer alimentos más saludables, hacer más ejercicio y participar en actividades que mejoren la función cognitiva de manera regular.

Cuanto más informado estés sobre la demencia, mejores serán tus decisiones para ayudar a tus padres a controlar la enfermedad.

3. Encuentra la Ayuda Adecuada

Si a tu padre o a tu madre le diagnosticaron demencia hace poco, es hora de tomar medidas adicionales para ayudarle. Aunque a día de hoy no existe una cura para la demencia, trabajar con un profesional de la salud mental puede ayudar.

Consulta con los centros de salud mental de tu área y pregunta si existen programas de tratamiento diseñados específicamente para ayudar a las personas con demencia.

También puedes ponerse en contacto con centros de atención especializados, que brindan servicios de vida asistida a personas con demencia y otros problemas de memoria.

4. Mantén la Moral de tus Padres

¿Qué hacer si mis padres muestran signos de demencia? Ayudar a tus padres a mantener una actitud positiva es una parte fundamental para hacer frente a la demencia. Trate de que tus padres estén motivados para que cooperen durante el tratamiento y sean pacientes mientras intentan superar cualquier contratiempo. Cuando tus padres vean lo comprensivo que eres y lo mucho que te preocupas, les alentará a seguir con el plan de atención que hayas elegido.

Vivir con demencia no es fácil. Sin embargo, su determinación de informarse sobre la enfermedad y brindar apoyo continuo puede contribuir en gran medida a mejorar la calidad de vida de tus padres. Recuerda tratar a tus padres con el amor, la paciencia, el respeto y el aprecio que se merecen. Cuando surgen sentimientos de frustración, puede ser útil pensar en todo lo que tus padres han hecho en el pasado para ayudarte.

Es evidente que existen muchos retos asociados con la prestación de cuidados, así que no te sorprendas si te siente agotado de vez en cuando. Se recomienda que aproveches las oportunidades que se presenten para relajarte y refrescarte cuando sea posible. Cuando estás sano, estás en mejores condiciones de brindar atención eficaz y continua a tus padres con demencia. Y si alguna vez te sientes abrumado por tus responsabilidades como cuidador, recuerda que siempre puedes hablar con un amigo en quien confíes o encontrar un psicólogo en tu área.

También puedes recurrir a nuestro artículo Trucos para Tener una Buena Salud Mental.

¿Por qué se produce la demencia?

Existen varias causas diferentes de demencia, algunas de las cuales incluyen:

  1. Enfermedad de Alzheimer: Es la causa más común de demencia, se caracteriza por una pérdida gradual de la memoria, el pensamiento y el juicio. Se cree que esta enfermedad se desarrolla debido a la acumulación de proteínas anormales en el cerebro.
  2. Demencia Vascular: Es la segunda causa más común de demencia. Es causada por daño en los vasos sanguíneos que suministran sangre al cerebro, como consecuencia de enfermedades cardíacas, hipertensión y accidente cerebrovascular.
  3. Demencia frontotemporal: Es un trastorno neurodegenerativo que afecta a las áreas del cerebro responsables de la conducta, el lenguaje y la capacidad para planificar y organizar.
  4. Demencia Lewy Body: Es un trastorno neurodegenerativo caracterizado por la acumulación de cuerpos de Lewy en el cerebro, lo que afecta a la memoria, el pensamiento y el comportamiento.
  5. Traumatismo craneal: El daño cerebral causado por un traumatismo craneal grave puede causar demencia.
  6. Enfermedad de Parkinson: Es una enfermedad neurodegenerativa que afecta al sistema nervioso y puede causar demencia.
  7. Infecciones: Algunas infecciones como el VIH o la encefalitis pueden causar demencia.
  8. Deficiencias nutricionales: Una carencia de vitamina B12 o de hierro pueden causar demencia.
  9. Toxinas: El consumo de alcohol en exceso o la exposición a ciertas sustancias tóxicas pueden causar daño cerebral y demencia.
  10. Genética: Algunas formas de demencia son hereditarias y se desarrollan debido a una mutación genética.

Es importante mencionar que en algunos casos no se puede determinar la causa exacta de la demencia y puede ser una combinación de varios factores los que contribuyen a su aparición.

¿Cómo se comporta una persona con demencia?

Las personas con demencia pueden experimentar una variedad de cambios en su comportamiento y personalidad. Algunos de los cambios comunes incluyen:

  1. Pérdida de memoria: Uno de los síntomas más comunes de la demencia es la pérdida de memoria, especialmente la memoria a corto plazo.
  2. Dificultad para comunicarse: Las personas con demencia pueden tener dificultad para encontrar las palabras adecuadas, o para seguir una conversación.
  3. Cambios en el comportamiento: Las personas con demencia pueden experimentar cambios en su comportamiento, como la agitación, la apatía, el aislamiento, la agresividad o el comportamiento inusual.
  4. Dificultad para realizar tareas cotidianas: Las personas con demencia pueden tener dificultad para realizar tareas cotidianas, como cocinar, limpiar, vestirse, etc.
  5. Cambios en las preferencias y los hábitos: Las personas con demencia pueden cambiar sus preferencias y hábitos, como los alimentos que les gustan o los pasatiempos que disfrutan. Pueden también tener dificultad para entender y seguir las normas sociales.
  6. Pérdida de orientación: Las personas con demencia pueden perder la orientación en el tiempo y en el espacio, lo que puede hacer que se pierdan o tengan dificultad para encontrar su camino a casa.
  7. Cambios en el estado de ánimo: Las personas con demencia pueden experimentar cambios en su estado de ánimo, como la tristeza, la ansiedad, la ira, la depresión o la apatía.
  8. Dificultad para juzgar o tomar decisiones: Las personas con demencia pueden tener dificultad para juzgar situaciones o tomar decisiones, lo que puede aumentar el riesgo de lesiones o accidentes.

¿Qué es más grave el Alzheimer o la demencia?

Alzheimer y la demencia son términos que a menudo se utilizan de manera intercambiable, pero en realidad son diferentes.

La enfermedad de Alzheimer es una forma específica de demencia. Es la causa más común de demencia en adultos mayores, y se caracteriza por una pérdida gradual de la memoria, el pensamiento y el juicio. La enfermedad de Alzheimer comienza con problemas de memoria leve y progresa hasta afectar seriamente la capacidad del individuo para realizar tareas cotidianas.

La demencia, por otro lado, es un término general que se refiere a una variedad de trastornos que afectan el pensamiento, el comportamiento y la capacidad de realizar tareas cotidianas. Además de la enfermedad de Alzheimer, otras formas de demencia incluyen la enfermedad de Parkinson, la enfermedad de Huntington y la demencia vascular.

¿Cómo tratar el Alzheimer en adultos mayores?

El tratamiento del Alzheimer en adultos mayores puede incluir una variedad de opciones, incluyendo medicamentos, terapias y medidas para mejorar la calidad de vida.

  1. Medicamentos: Actualmente, existen varios medicamentos que ayudan a mejorar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer, entre ellos se encuentran los inhibidores de la colinesterasa que ayudan a aumentar los niveles de acetilcolina en el cerebro, y los antagonistas NMDA que ayudan a reducir la inflamación cerebral.
  2. Terapia cognitiva: La terapia cognitiva se enfoca en mejorar las habilidades cognitivas, como la memoria y la capacidad de razonamiento, mediante ejercicios y técnicas específicas.
  3. Terapia ocupacional: La terapia ocupacional se enfoca en ayudar a las personas con enfermedad de Alzheimer a mantener su independencia y calidad de vida mediante actividades diarias y ejercicios.
  4. Terapia de apoyo: La terapia de apoyo puede incluir sesiones con un terapeuta o consejero para tratar los problemas emocionales y psicológicos relacionados con la enfermedad de Alzheimer.
  5. Cuidado de la familia: Es importante proporcionar apoyo y cuidado a la familia y cuidadores del paciente para ayudarles a manejar el estrés y el desafío de cuidar a una persona con enfermedad de Alzheimer.

Es importante mencionar que el tratamiento del Alzheimer debe ser personalizado y adaptado a las necesidades individuales del paciente y su familia. Es recomendable hablar con un médico o especialista para recibir orientación sobre el tratamiento adecuado.

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un profesional especializado en psicología, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo psicológico, estudiar un curso o Máster especializado online es lo ideal. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «Qué Hacer si mis Padres Muestran Signos de Demencia», te animamos a estudiar psicología online! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Psicología » Qué Hacer si mis Padres Muestran Signos de Demencia | Psicología
Doctrina Qualitas