10 Tipos de Terapia: Todo sobre los Distintos Tipos de Terapia; Los profesionales de la salud mental dirigen sesiones de terapia con los pacientes en función de sus necesidades. La terapia adopta muchas formas diferentes y puede ayudar a las personas a abordar problemas que van desde el abuso de sustancias y las enfermedades mentales hasta los trastornos alimentarios y del estado de ánimo.

10 Tipos de Terapia: Todo sobre los Distintos Tipos de Terapia

¿Qué es la terapia?

La Asociación Americana de Psicología (APA) describe la terapia (abreviatura de psicoterapia) como un servicio que presta un terapeuta o psicoterapeuta. Estos profesionales de la salud mental diagnostican y tratan problemas mentales, emocionales y de comportamiento.

En Estados Unidos, los terapeutas están certificados por una junta estatal. Ayudan a individuos, parejas, familiares y grupos a resolver sus problemas. Esto suele implicar hacer muchas preguntas sobre experiencias pasadas y presentes. Por eso, otro nombre de la «terapia» es «terapia de conversación». El objetivo último de la terapia es ayudar al paciente a determinar un plan de tratamiento que le ayude a superar sus problemas de salud mental y a lograr un crecimiento personal.

¿Por qué es importante encontrar el tipo de terapia adecuado?

Es esencial encontrar la terapia adecuada porque quieres un terapeuta que pueda atender tus necesidades (y que trabaje con tu plan de asistencia sanitaria) y darte las herramientas que necesitas para crecer. Los distintos terapeutas se especializan en diversas prácticas, por lo que la investigación preliminar es una parte esencial de la terapia. Es importante que conozcas los distintos tipos de terapia y cuando conozcas a un nuevo terapeuta, es importante que determines si puede ayudarte a abordar lo que deseas tratar en futuras sesiones.

Si te enfrentas a trastornos obsesivo-compulsivos, por ejemplo, es mejor que investigues sobre terapeutas especializados en ese tema o que al menos tengan experiencia en tratarlo. Si buscas mejorar la atención plena y la regulación emocional, un terapeuta más general podría ser adecuado para mantener conversaciones continuas sobre tu estilo de vida y tus hábitos.

Terapia presencial frente a terapia online

A la hora de elegir entre terapia con el psicólogo presencial y online, eres tú quien debe decidir qué tipo de sesiones prefieres. Un aspecto positivo de la terapia online es que puede ponerte en contacto con terapeutas que podrían estar fuera de tu zona geográfica o de tu red de asistencia sanitaria. Esto puede abrir el tipo de atención que recibes y la frecuencia con que la recibes.

Algunas personas prefieren el compromiso en persona cuando se trata de su bienestar, sobre todo si se trata de terapia de grupo o terapia individual especializada. Dado lo centrada que está la terapia en el cliente, deberías apostar por lo que sea mejor para tu bienestar y luego determinar qué servicios sanitarios están a tu disposición a través de tu plan de seguros. Entonces podrás tomar una decisión con conocimiento de causa.

10 tipos de terapia

Hay muchos tipos diferentes de terapia. Algunos ejemplos son:

1. Arteterapia: Esta terapia habitual ofrece a los pacientes una forma sana de expresar sus sentimientos. Al canalizar las emociones en piezas de arte visual, los pacientes pueden tranquilizarse mediante el proceso creativo, y los terapeutas pueden profundizar en la psique de sus pacientes.

2. Terapia cognitivo-conductual: Un terapeuta que practica la terapia cognitivo-conductual (TCC) ayuda a los pacientes a identificar formas de pensar defectuosas o distorsionadas en la raíz de los problemas psicológicos. El terapeuta guía al paciente en la identificación de patrones de pensamiento específicos y distorsiones cognitivas, y le enseña estrategias de afrontamiento para que pueda superarlos. La TCC puede ser útil para pacientes con trastornos alimentarios, entre otros problemas.

3. Terapia dialéctica conductual: La TDC es una forma más intensiva de terapia cognitiva centrada en las habilidades de resolución de problemas. Este tipo de terapia es para clientes con dificultades más extremas, como el trastorno límite de la personalidad o pensamientos negativos que tienden a autolesionarse.

4. Terapia centrada en las emociones: La EFT es un enfoque humanista de la psicoterapia que examina cómo intervienen las emociones en las relaciones y los procesos de pensamiento. Esta terapia puede ayudar con la autoestima, los trastornos de ansiedad y las relaciones familiares o con amigos rotas.

5. Terapia de desensibilización y reprocesamiento por movimientos oculares: La psicóloga estadounidense Francine Shapiro desarrolló la EMDR, que emplea movimientos oculares específicos para ayudar a disminuir los pensamientos negativos. Estos movimientos ayudan a los pacientes a acceder a conflictos no resueltos o recuerdos difíciles, dando al terapeuta las herramientas para labrar un camino hacia la curación y la mejora. La EMDR está indicada para pacientes con trastorno de estrés postraumático o ataques de pánico.

6. Terapia familiar: Esta forma de terapia se centra en las familias en dificultades. Las familias mixtas o las que se enfrentan a las secuelas de un divorcio pueden encontrar útil esta terapia. A veces los niños asisten a sus propias sesiones de terapia, o los profesionales pueden fomentar la terapia de juego para ayudar al niño a abrirse. La terapia de pareja es una forma de terapia familiar que ayuda a los padres o a la pareja con problemas de comunicación o de deseo sexual.

7. Terapia Gestalt: El psiquiatra alemán Frederick S. Perls desarrolló esta práctica terapéutica que crea autoconciencia examinando el estado del paciente en ese preciso momento. La terapia Gestalt puede basarse en juegos de rol o recreaciones para ayudar al paciente a comprender cómo influyeron acontecimientos anteriores en sus hábitos actuales.

8. Terapia humanista: El análisis es menos importante que la experiencia en la terapia humanista. Practicar la aceptación y el juego de roles puede conducir al desarrollo personal y al descubrimiento del verdadero yo.

9. Terapia narrativa: Este tipo de terapia, también es conocida como práctica narrativa, la terapia narrativa, es una forma de psicoterapia empoderadora que anima a las personas a hablar con los terapeutas sobre los problemas y las historias de su vida como narraciones. El objetivo de utilizar técnicas de terapia narrativa es externalizar y separar los asuntos de la identidad del cliente.

10. Terapia psicodinámica: También conocida como psicoanálisis, la terapia psicodinámica se centra en los pensamientos y creencias inconscientes del cliente y en cómo afectan al comportamiento consciente. Requiere una estrecha relación terapéutica entre el paciente y el profesional para iluminar verdades sobre cómo el paciente interactúa con los demás en la vida cotidiana.

Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un profesional especializado en psicología, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa el mundo psicológico, estudiar un curso o Máster especializado online es lo ideal. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación «10 Tipos de Terapia: Todo sobre los Distintos Tipos de Terapia», te animamos a estudiar psicología online! ¡Dale al Like y comparte, los futuros reclutadores contrastarán que sigues contenido de calidad especializado en tu nicho profesional!

Inicio » Psicología » 10 Tipos de Terapia: Todo sobre los Distintos Tipos de Terapia
Doctrina Qualitas